En el año 1905, un niño de apenas 11 años de nombre Frank Epperson dejó por accidente durante toda la noche una taza con una bebida preparada con saborizante en polvo y agua. A la mañana siguiente, Epperson notó que su bebida se había convertido en una mezcla congelada aún con el agitador de madera, así que saboreó el hielo sosteniéndolo del palito de madera. Así nació la paleta de hielo.¿Genial, verdad?.

Esta historia es realmente interesante y ponte cómodo, aún falta un poco más de conocimiento.

Frank vendió su invento al que inicialmente llamó Epsicle, en el vecindario donde vivía. Años más tarde, en el año 1923, comenzó a vender las paletas de hielo en un parque cercano.

Al ver lo bien que le iba con este negocio, decidió patentar su idea en 1924. Su patente mostraba una ilustración específica de cómo hacer la paleta de hielo perfecta. Sus hijos convencieron a su padre de cambiar el nombre por popSicle.

Desafortunadamente, la historia no termna on un final feliz, pues Epperson terminó por vender su patente, después de caer en una profunda depresión.

Una nuva marca, Good Humor, comenzó a vender helados cubiertos de chocolate, lo que unía en similitud a este producto con la paleta de hielo de Frank, lo que desencadenó en una demanda.

El juez determinó que Popsicle, vendería paletas a base de agua, mientras que la competencia podía vender helados.

Frank quizá tomó una decisión errónea, y lo digo así, porque también quiso probar el vender helados, así que fue demandado.

Popsicle, fue vendido a Unilever, una gran corporación enfocada en el área de alimentos en 1989. Al final Goof Humor, también fue absorbida por esta corporación, quedándose con las dos patentes y finalizando la disputa de estas dos empresas.

Frank Epperson, murió en 19983 y fue enterrado en el cementerio Mountain View de Okland. ¿Qué opinas de esta historia? ¿Tienes alguna idea para un negocio así?