Asesinar ocelotes está totalmente prohibido, pero a ellos no les importa nada, no hay Ley que no rompan y no hay animal que no quieran asesinar, y no solo lo hacen sino que ademas se vanaglorian de ello en todas las redes sociales. Estamos cansados de que estas personas se crean por sobre la Ley y al resto de ciudadanos que cumplimos con nuestros deberes y respetamos las Leyes.

El peor virus no es el coronavirus, son los seres humanos que sienten placer matando animales y destruyendo a nuestro planeta. Los políticos no hacen nada para detener esta locura, y la Justicia y la Policía ni siquiera nos escucha cuando denunciamos a estos asesinos, y por ellos en parte este problema es casi imposible de solucionar.

Esto pasa en Venezuela, y le pido a las autoridades correspondientes que encuentren a estos asesinos que violan la Ley.