La vida diaria de estos tiempos, sin duda, ha cambiado los hábitos alimenticios de muchas personas. Hay mucha diferencia en horas desde que comes la primera vez en el día hasta que toca hacerlo de nuevo. Algunas personas experimientan ganas de vomitar y sienten el estómago revuelto.

Hoy, vamos a analizar algunas razones del porqué cuando hay hambre, algunas personas suelen sentir asco por la comida, incluso náuseas. Te daremos 2 razones de las porqué esto podría suceder.

1.- Por no comer a tus horas.

El estómago produce un ácido llamado clorhídrico como parte del proceso que conlleva la descomposición de los alimentos.

El ácido llega a tu esófago lo que provoca  reflujo, acidez estomacal y por ende, náuseas.

Por esta razón, si pasas demasiado tiempo sin probar alimento(es decir, no comer cuando tengas hambre) el ácido clorhídrico puede acumularse en el estómago. Todos los síntomas mencionados anteriormente, se harán visibles.

2.- El cuerpo te avisa cuando es hora de comer.

Otra razón posible de estos malestares tiene relación con las señales que nos envía el cuerpo cuando necesita comida. Estas señales son reguladas por el sistema endocrino, un sistema de glándulas que utiliza el torrente sanguíneo para la comunicación química.

Cuando el cuerpo necesita alimento, libera grelina, que produce el hambre, si no comes, el cuerpo avisa con más grelina, provocando náuseas.

Cuando comemos, el cuerpo libera la hormona leptina, que contrarresta el apetito, indicándole al cerebro que estamos satisfechos. Y el ciclo es infinito.

Cuando hay síntomas de náuseas más graves, pueden dar aviso de un transtorno que debe tratarse con un médico.

¿Conocías estos datos?

No olvides suscribirte para que la página te avise cuando publiquemos un nuevo artículo