Si quieres sueños que el dinero sí puede pagar, entonces te recomendamos que veas la lista de los mejores coches de lujo.

#1 Dodge Tomahawk (2003)

Se puede discutir si se trata de un coche o más bien de una moto de cuatro llantas, pero en definitiva era un vehículo unipersonal de 2+2 ruedas equipado con un motor Viper V10, de líneas elegantes y que rompió las barreras de los convencionalismos acerca del transporte privado. Una propuesta de ingeniería extrema para experiencias al límite: sus 507 caballos y sus 8300 cc materializaban inequívocamente la eterna pasión de los adictos a la potencia. El Dodge Tomahawk combinaba la cultura de los entusiastas del motor con la pasión por el diseño, convirtiéndose en una escultura rodante para quienes siguen concibiendo la conducción como un arte y la carretera como el espacio donde exponerlo

#2 Peugeot 20Cup (2005)

Híbrido entre roadster y motocicleta, este concept fue diseñado en el Centro de Estilo Peugeot con el objetivo de proporcionar un eslabón perdido entre automóviles y motocicletas. Su extremo delantero era claramente Peugeot, para luego reducirse hacia adentro y transformarse en una motocicleta cerrada con asientos de lado a lado y una sola rueda trasera. Construido teniendo muy en cuenta la aerodinámica, presentaba una gran toma de aire montada en la parte delantera, con aire evacuado lateralmente por delante de las ruedas delanteras. Tenía algunas claras semejanzas con otro prototipo Peugeot anterior, el Asphalte, del año 1996.

#3 Lotus Hot Wheels Concept (2007)

Esta réplica de un coche de juguete surgió a través del esfuerzo conjunto entre Lotus y Hot Wheels. Un modelo a escala 1:5 del concepto se exhibió en el SEMA Show de 2007 en Las Vegas, y en 2008 el prototipo se convirtió en un modelo 1:64 disponible en la gama Hot Wheels. El reto que Hot Wheels planteó a Lotus fue crear un concepto que incorporara su propia filosofía de diseño e ingeniería. El diseñador del vehículo, Steve Crijns, tomó elementos de algunos modelos de producción de Lotus como Elise y Exige y los incorporó al diseño para que fuera reconocible instantáneamente como un Lotus. Ese diseño incluía también tamaños de ruedas delanteras y traseras drásticamente diferentes, un parabrisas envolvente y una columna vertebral que recorría el centro del automóvil a través de la cabina y sostenía el ala trasera masiva.

#4 Nissan Pivo 2 (2007)

El Pivo 1, presentado dos años antes, fue corregido y aumentado por este prototipo de vehículo urbano con cuatro ruedas totalmente independientes que giraban como un carrito de supermercado, todas accionadas por motores eléctricos individuales. El sistema Metamo permitía modificar la distancia entre ejes y la pista, y hacer que las ruedas girasen, del mismo modo que la cabina también giraba 360 grados. Así, permitía girar la cabina 90 grados y conducir el automóvil hacia los lados, como si fuera un cangrejo. Independientemente de la dirección del automóvil, el conductor siempre miraba hacia adelante. Su robot a bordo con reconocimiento facial permitía detectar el estado de ánimo del conductor.

#5 BMW GINA (2008)

BMW Group Design desarrolló un roadster biplaza con las proporciones dinámicas características de la marca, pero con una carrocería flexible. El GINA (acrónimo que corresponde a Geometry and Functions In ‘N’ Adaptions) Light Visionary Model contaba con un frontal y unos laterales, incluidas las puertas, que creaban un todo único, uniforme y sin solución de continuidad para formar una unidad tanto visual como estructural. Prescindía de los elementos habituales en los vehículos de producción, como el faldón delantero, el capó, los paneles laterales, las puertas, los pasos de rueda, la capota, el portón del maletero o la cubierta trasera. Su lugar lo ocupaba un tejido especial de gran durabilidad y resistencia a las más extremas tensiones, cubriendo la estructura metálica.

#6 Suzuki Q Concept (2011)

Descrito como “un nuevo tipo de solución de movilidad”, el Q Concept era un pequeño automóvil urbano repleto de características únicas, resaltadas por un par de puertas circulares que se abrían girando alrededor del punto de pivote posicionado en la parte delantera. La ventana lateral trasera fue contorneada, formando un panel que se deslizaba hacia arriba y hacia atrás, proporcionando acceso al asiento trasero y un aspecto osado a lo que ya parecía una nave tipo ‘Los Supersónicos’. Su interior presentaba un parabrisas panorámico y dos ventanas laterales inferiores, mientras que el volante en forma de H y el panel de instrumentos Head Up Display agregaban un buen número de atracciones tecnológicas y conceptuales.

#7 Volkswagen Aqua (2011)

Prototipo de aerodeslizador futurista creado por Yuhan Zhang, un diseñador chino de 21 años, fue preseleccionado en los CDN (Car Design Awards). Estaba diseñado para hacer frente a una gran variedad de terrenos: desde lagos, ríos y aguas costeras, hasta caminos, humedales, nieve y hielo. La unidad principal del motor estaba alimentada por una celda de combustible de hidrógeno, y se usaba para impulsar el ventilador principal que inflaba la falda de goma alrededor del vehículo, elevándose por encima del. Los ventiladores en la parte trasera eran impulsados ​​por motores eléctricos individuales para proporcionar empuje hacia adelante y control direccional. El conductor contaba con un volante telescópico con una columna flexible para controlar este anfibio, cuyo diseño resultaba extremadamente limpio y minimalista.

#8 Lexus LF-SA (2015)

La firma japonesa pidió a su estudio de diseño europeo que crease un prototipo de un 2+2 urbano y ultracompacto. El resultado fue este prototipo pensado para un conductor que concentrase tanto el espíritu aventurero para su tiempo de ocio como la conducción por ciudad del día a día. Por eso incluía las siglas “SA”: Small Adventurer. El prototipo del LF-SA es una interpretación valiente de la filosofía de diseño ‘L-finesse’ de la marca, pero sin sacrificar el placer de conducción. Además, exploraba un futuro en el que los conductores puedan seguir sintiendo el placer real de conducir ellos mismos y disfrutar de lo último en conectividad de a bordo, sistemas de infoentretenimiento y seguridad.