En lo personal, he tenido la experiencia del hipo por máximo 3 días, y eso fue por un medicamento que me recetó cierto doctor. Pero en fin, no es de mí y mis problemas médicos de lo que quiero escribir hoy.

Hoy quiero hablarles de Charles Osborne, el hombre del que se tiene registro quien vivió con hipo por 68 años.

Osborno nació en una granja en Lowa en 1893, su juventud y parte de su vida adulta la vivió como granjero en una propiedad familiar.

Según una entrevista que le realizaron en 1892, comentó:

Estaba colgando un cerdo de 350 libras para la carnicería, lo recogí y luego me caí. No sentí nada, pero el médico dijo más tarde que rompí un vaso sanguíneo del tamaño de un alfiler de mi cerebro.

Osborne

Charles lo intentó de todo, beber agua, ahogarse con una cucharada de azúcar, respirar en una bolsa de papel. Pero nada evitó que su diafragma continuara realizando las tan incómodas contracciones.

Durante toda su afección, tuvo hipo durante las primeras décadas en un promedio de 40 veces por minuto. Los siguientes años, mejoraron su suerte, disminuyéndolos a 20 veces, ¿te imaginas lo incómodo?. Haz la cuenta y piensa cuántas veces hipeó en los 68 años que le duró, dormir era una bendición pues por su respiración más lenta, los hipos eran menores.

Todo esto, no evitó que Charles hiciera su vida, se casó 2 veces y tuvo una vida larga viviendo 97 años. Además tuvo 8 hijos.

Desafortunadamente para Charles, el hipo, solo desapareción un año antes de su deceso.

¿qué piensas de la suerte de este hombre?

Fuente: Muy interesante