El trafico de estos hermosos y majestuosos animales exóticos los han hecho un blanco fácil para los zoológicos y cazadores durante toda la historia. Los elefantes no han podido llevar una vida fácil desde que el ser humano «los domestico», y aun menos cuando estos elefantes están bajo cautiverio, sus condiciones son inaceptables… No se pueden acercar a ningún elefante, no pueden pisar el húmedo y frío pasto, tampoco comen hojas de los arboles, ni se bajan en lagos y ni juegan con sus crías en el barro. Esto debería abrirnos los ojos.

En muy pocos casos, estos elefantes también se ajuntan con otros elefantes que están en sus misma y desgraciada situación. Pero constantemente los separan por circunstancias de la vida o uno de ellos termina muriendo. Aquí también tenemos un ejemplo de Dumba, una elefanta que lleva tantos en cautiverio que en la actualidad está muy mal, sus condiciones de vida peligran mucho.

También otro ejemplo que es Flavia, una elefante de 43 años que por desgracia y recientemente dejo este mundo tan injusto que ha sido para ella en el zoológico de Córdoba, España, que cuando tenía 3 años ingreso aquí y durante 40 años ha estado en cautiverio. La causa de su muerte fue la depresión de tantos años de estar encerrada y además, de que fue separada a muy pronta edad de su madre.

Y para quienes no sabían este dato, las hembras pasan toda la vida junto a su madre y si son separadas, se puede dar por sentando de que ella no será feliz y mucho menos si está encerrada como lo ha estado la pobre Flavia. Por muchos esfuerzos que los animalistas hagan para salvar la vida, ninguno es suficiente para detener por completo este sufrimiento que viven estos a animales sociales, amigables y cariñosos.

También podemos ver una foto que se ha hecho MUY viral por el usuario Soumya Vidyadhar cual muestra un caso muy triste. Estos dos elefantes están siendo trasladados por dos caminos distintos y los están separando de por vida.

El gesto que tienen los dos elefantes, es de tenerse afecto uno de otro… Como si supieran lo que está sucediendo y despidiéndose.

¿Terminaremos algún día con este tipo de sufrimientos? Estos animales son salvajes, pertenecen a la naturaleza… Donde puedan disfrutar de su vida, junto a los suyos, en campo abierto y no detrás de unas rejas, acatando ordenes a base de maltrato. Esto debería abrirnos los ojos y decir BASTA a este sufrimiento.