Lo importante es la salud de los niños autistas, los ancianos, los animales. Los accidentes que producen, en definitiva, el derecho de estar en paz. Con el nuevo Gobierno en la Provincia de Buenos Aires debo hacer este pedido ya que con el anterior no tuve ninguna suerte, así que ahora la idea es que las nuevas autoridades hagan algo por todos los animales que sufren, estamos en época de fiestas y ya sabemos que se gastan cientos de miles de pesos en fuegos artificiales que dañan ancianos, niños autistas y animales que mueren del susto o se escapan de sus hogares.

El silencio es paz, basta de pirotecnia ya en toda la Provincia de Buenos Aires, en Argentina, en el mundo. Basta de ignorar al otro.